Significado de los símbolos

El uso del telar de cintura en Guatemala se remonta a la época prehispánica. Cuenta la leyenda que la diosa maya Ixchel viendo tejer su red a la araña creó el telar de cintura y enseñó a sus hijas a trabajar con él y confeccionar sus prendas. De aquí que sean las mujeres las que utilizan esta técnica. Está formado por 4 o más palos.  Cuando se va a tejer es necesario fijarlo con una cuerda a una columna o poste, se sujeta a un extremo de estos, y por el otro lado, a la cintura de la tejedora de forma que los hilos quedan verticales a ella. La tejedora se coloca este extremo con un cinturón, que por lo general esta hecho de cuero, y se sujeta a uno de los palos que sostienen el telar, esto con la finalidad de que la tejedora pueda moverse para tensar o no el telar y así poder pasar y tensar los hilos que quedan de forma horizontal a ella.

El Huipil, mi tapado, guatemalteco representa las tradiciones ancestrales del pueblo maya. En él se revive la historia de un pueblo y se transmiten costumbres y creencias milenarias.

Está repleto de símbolos, y sus colores no han sido elegidos al azar sino que también simbolizan distintos elementos de una cultura ancestral.

Creemos que este legado ha de conservarse y por eso queremos que lo conozcas y seas consciente de que el complemento que luces es algo más que eso y por este motivo es único. Para nosotras cada complemento que confeccionamos con huipil es un pequeño tesoro y muchas veces nos cuesta desprendernos de él.

La información que aquí te presentamos es fruto del trabajo recogido en el libro “Hilos mayas de Guatemala, el lenguaje de los símbolos” por ProTeje (en Pro de las Tejedoras), comité del Museo Ixchel y que te recomendamos. También es fruto del conocimiento que nos han transmitido algunas tejedoras que hemos ido conociendo durante este tiempo. Esperamos que te guste conocer el significado de algunos de los símbolos de tus complementos.

Huipil de Tecpán, las dos franjas inferiores representan:

Los rayos que se observan entre las nubes cuando hay tormenta y cuyas formas evocan las serpientes. Antiguamente los pobladores realizaban un rito para calmar las tempestades, colocaban incienso en las cuatro esquinas de sus casas en dirección a los cuatro puntos cardinales.

Las montañas, a las que se vinculan las mujeres mayas. De ellas proviene el aire puro y la protección contra las enfermedades.

Huipil de Nahualá, las mariposas tienen distinto significado según su color y el pueblo al que representan. La mariposa blanca es mensajera del bien, llena de positivismo, portadora de prosperidad y abundancia. La negra advierte la aproximación de algún peligro. Lo más importante es prepararse para afrontar, con sabiduría y serenidad, la oscuridad o el dolor que anuncia.

Corte de Almolonga, la franja superior se denomina “pepenado“, técnica que consiste en levantar con una aguja de hueso, o los dedos, una determinada cantidad de hilos de diferentes colores para trazar diferentes diseños.

Kotz´i´j (Flor), en la cultura maya se considera que el ser humano, como parte de la naturaleza, debe estar en equilibrio con ella y respetar todos los elementos que lo representan. Este concepto se encuentra representado en las flores de los bordados. La figura del Kotz´i´j también se asocia a la representación del glifo nik´, que significa cero.

Huipil de Nebaj, el el se distinguen un pájaro, un burro, un hombre y una mujer. Según la leyenda Ixil, una princesa se enamoró de un juven de clase social inferior. El rey desaprobaba dicha relación y les puso espías. Uno de ellos, el pájaro, informó a la pareja de que el padre de la princesa deseaba separarlos. De esta forma el pájaro se convirtió en nahuátl del hombre. Al saber las intenciones del rey la pareja y el pájaro huyeron en un burro.

El pájaro grande con dos pajaritos representa la familia, al ser humano, la unidad y el cuidado y amor de los padres por sus hijos. Llevar este nahuátl (símbolo) trae suerte a la familia. El día especial de esta figura es el domingo.

Huipil de San Juan Cotzal, en la primera y tercera franja se distinguen un pájaro y una milpa (maíz), entre dos pájaros. Es el pájaro de la milpa, la milpa simboliza lo verde de la naturaleza y se identifica con el día Aa del calendario maya ixil. El pájaro que aparece a su lado se alimenta de ella.

La segunda franja simboliza las cuatro esquinas de la tierra. En la tradición maya la tierra tiene cuatro esquinas y cuatro sostenes. Los puntos del centro de un huipil, el cuello, son elementos del espacio y en ocasiones se identifican con una estrella.

La cuarta franja representa las montañas y las cordilleras, y en general la naturaleza. Es símbolo del día Tijaxh del calendario maya ixil.

La quinta franja representa las redes, que simbolizan la unión entre los amigos y la familia. Representa también a los nacidos el día Kat en el calendario maya ixil. Kat significa enredo, nuestra unión tanto a amigos como familia. También significa “unión”, “conjunto”, “amor” o “tomados de la mano”.

Huipil de Tecpán, la primera franja es el Koyopa´, relámpago, representa la tempestad, kawok, nahuátl de la mujer y de la vara sagrada empleada para curar enfermedades.

La segunda franja representa a Ch´ali kumät´z, la serpiente en idioma kaqchikel, es un elemento cosmológico en la tradición textil maya de Guatemala. Para las tejedoras de Tecpán este símbolo representa la serpiente, los cerros (juyú) y los altibajos en la vida de una mujer.

Huipil de Tactic, la primera y tercera franjas contienen el símbolo del Santísimo: “Lo’qlaj”. Se puede apreciar el día en que los lugareños, que profesan el catolicismo, llevan en procesión la imagen de la Virgen de la Asunción acompañada del Corpus Christi o Santísimo Sacramento. De esta forma muestran la fe y el fervor ante ellos.

La segunda franja del bordado: el venado grande, Nim k’eej. Este majestuoso animal abundaba en la zona. Sus gráciles movimientos servían de inspiración a los padres que daban golpecitos con una pata de venado a las rodillas de los niños que comenzaban a caminar para enseñarles a tener piernas fuertes y paso seguro. A los abuelos este símbolo les recordaba la convivencia armónica del hombre con la naturaleza.

Huipil de Patzún, los huipiles de Patzún se caracterizan por sus cuellos. La forma del cuello se asocia con la rueda del calendario maya. Alrededor del mismo se encuentran en forma circular y en orden descendente figuras geométricas y fitomórficas. Las nueve franjas bordadas alrededor del cuello representan los nueve meses de embarazo de la mujer como un recuerdo de que nuestra madre nos llevó en su vientre.

Un elemento importante para la interpretación cosmogónica del huipil es el urdido de la tela: se basa en la matemática y el sistema de numeración vigésimal, se urden cuarenta pares de color rojo y luego veinte hilos que hacen una franja de colores, ru pän. El color del fondo del huipil es rojo y está dividido por siete franjas. El borde del cuello tiene una cinta en la que están tejidas 20 flechas verdes, azules y negras, que representan los senderos que el hombre y la mujer deben seguir con el Sol.

Huipil de Chichicastenango, en Chichicastenango al huipil se le denomina Pot. El bordado, al verlo extendido, tiene la forma de una cruz. En el centro de la cruz de bordados, tiene la figura de un sol, hecho con hilos de color rojo. El centro de este es la abertura para que entre la cabeza. Los bordados se realizan sobre el fondo blanco natural de la tela. En los diseños hay representación de lunas, estrellas, la serie de líneas onduladas a los extremos de la cruz representan las hondas del mar y por consiguiente los limites del continente terrestre.

El huipil consta de tres lienzos, tejidos en telar de cintura. El huipil antiguo tiene una simbología especial, representa la cruz K’iche’y el universo donde se borda sobre el cuello al Astro Rey con grandes picos como un sol en éxtasis, en el lienzo principal que comprende la parte delantera se encuentra un águila bicéfala, por influencia española, y también representa la fusión de dos culturas: la indígena y la española. También se borda un rosetón que representa los puntos cardinales, Norte que en lengua K’iche’ es “KIEK”; el Sur es “REX”; el este es “KAN”; y el Oeste “KEK’”. Los colores predominantes son el café y morado, especialmente para gente de nobleza.